BeWifi o cuando el router deja de ser tuyo

Hace tiempo que ronda por la cabeza de los operadores el conformar una red global a través de las wifis de sus clientes. De esta manera, y aprovechando de forma gratuita  la infraestructura privada de los clientes,  el usuario del servicio podrá navegar en ubicaciones externas aprovechando el ancho de banda no consumido en esos momentos por otros clientes del operador.

De esta manera, y si el proyecto continua adelante, los routers que distrubuya en el futuro el operador Telefónica  dispondrán de dos redes inalámbricas activas, una privada y otra pública con acceso restringido a los clientes del servicio, que hará uso de los recursos libres agregando velocidades de diferentes nodos.

[…] con la nueva propuesta de Telefónica I+D el usuario podrá, por un lado, “agregar ancho de banda sobrante disponible a su alrededor y, por otro, tener acceso fuera de su casa conectándose a una red de Bewifi disponible” […]

En un artículo anterior, ya critiqué esta medida intrusiva que se aprovecha de la infraestructura de los clientes para usos ajenos al suyo Por mucho que digan que es seguro y fiable, existen riesgos evidentes en este tipo de infraestructuras e incluso algunos aspectos legales relativos al uso de la IP pública del cliente. Estos problemas de seguridad se evidencian con la afirmación que se hace del sistema del sistema indicando que es  TAN segura como la wifi de casa. Por favor…

[…] la seguridad está garantizada, ya que los routers tienen dos señales, una privada y otra pública, que están estrictamente separadas para garantizar que la actividad de un usuario nunca podrá perjudicar a otros, además de evitar que alguien pueda entrar en la red privada de otro usuario […] Cuando te conectas con BeWifi fuera de casa puedes disfrutar de una conexión tan segura como la de casa. […]

Los problemas que presentan estas medidas de Telefónica siguen siendo los mismos que hace un año criticaba en Ono: la seguridad del sistema es cuestionable, la ubicación y la energía suministrada la paga el usuario, y finalmente,  la propiedad del router queda en cuestión.

En mi opinión, si quieren ofrecer el servicio debería presentarse como opcional, su activación debería hacerse de forma activa por los usuarios y deberían compensarlos de alguna manera porque ellos asumen parte del gasto del servicio que beneficiará a otros usuarios.  Por mi parte, prefiero no tener el servicio ni sus ventajas a cambio de mantener la propiedad, control y privacidad de mi red.

BeWiFi

Sin Respuestas