1485 la pesadilla

1485 es un año especialmente importante porque se implanta el terrible Malleus Maleficarum. Para aquellos menos versados en historia, el Malleus Maleficarum es el tratado más importante que se haya publicado en el contexto de la persecución de brujas. Es un exhaustivo libro sobre la caza de brujas que se difundió por Europa y tuvo un profundo impacto en los juicios contra las brujas en el continente durante de 200 años. Esta obra es notoria por su uso en el período de la histeria por la caza de brujas que alcanzó su máxima expresión desde mediados del siglo XVI hasta mediados del XVII. Sin embargo, en pleno 2010 vuelve de nuevo la pesadilla de 1485…

El 1485 es el diabólico número con el que Telefónica realiza un bombardeo constante de spam telefónico a clientes de otras compañías. A pesar de la entrada en vigor de la nueva Carta de Derechos de Usuario de Telecomunicaciones en la que se prohíbe explícitamente el spam telefónico,como podemos ver en el capítulo XI artículo 31 apartado e):

e) Protección frente a llamadas no solicitadas con fines comerciales

Hace unos meses activé en mi terminal KA08 la función de Blacklist para evitar dichas llamadas sobre mi SIM de Vodafone. El éxito fue total y la incomodidad desapareció ipso facto. Sin embargo, ahora le toca el turno a mi SIM de Simyo. Estoy recibiendo notificaciones de SMS del servicio de Simyo indicando que el número maléfico 1485 (ya no es el 666) ha intentado contactar conmigo. Evidentemente no lo conseguirá al tener el número en la lista negra pero me informan de la llamada “perdida” por si me interesa. Bueno, pues he decidido publicar el listado de llamadas del 1485 que llevo recibidas en apenas 48 horas aunque sea para reírnos un rato.

  • Llamada 1: 16 Marzo 17:22
  • Llamada 2: 17 Marzo 10:16
  • Llamada 3: 17 Marzo10:46
  • Llamada 4: 17 Marzo14:47
  • Llamada 5: 17 Marzo18:58
  • Llamada 6: 18 Marzo 12:16
  • Llamada 7: 18 Marzo12:46
  • Llamada 8: 18 Marzo16:30

La caza de brujas continua y a pesar de la legislación aprobada las compañías continúan realizando prácticas ilegales contra los usuarios. Imagino que hasta que alguien se decida a ponerles una multa adecuada (Agencia de Protección de Datos?) seguiremos padeciendo los malvados efectos del nuevo número del diablo: el temible 1485.

Comentarios
  1. Hace 8 años
  2. Hace 7 años
  3. Hace 7 años