Codex Alera III: La Furia del Cursor

Pese a un principio de saga un tanto dubitativo e inconsistente, de alguna manera, Jim Butcher ha conseguido captar mi interés y ha logrado que me sumerja en la historia de lleno. La tercera parte de Codex Alera se centra en el inicio de una guerra civil y una invasión al continente dónde el protagonista comenzará a desempeñar la función de cursor y asumirá otras funciones mucho más interesantes.

Gaius Sextus ha salvado la vida y el Imperio ha conseguido aplastar la amenaza antigua e insospechada de los vord, una raza extraña y parasitaria que amenaza con dominar todo el mundo de Carna. Tavi ha jugado un papel fundamental en la salvación del Primer Señor, junto con Maximus Antillar y Kitai, convertida ahora en embajadora de los marat. Tavi, a pesar de su falta de furias, se ha convertido en cursor del Primer Señor y su primer destino es una legión recién formada, donde se formará como soldado y tendrá que aplicar sus habilidades como espía para enfrentarse a una nueva amenaza para el reino: en el exterior, los terribles canim preparan una invasión de Alera, mientras en el interior, Lord Kalare está dispuesto a descargar el golpe definitivo contra sus enemigos y ocupar el puesto de Primer Señor.

Los relatos de la batalla son increíbles, con una fluidez pasmosa que hace devorar las páginas una tras otra sin poder abandonar la lectura. La trama política se desencadena con el inicio de una guerra civil en la que se formarán extrañas alianzas, mientras en otro ámbito se produce una invasión masiva de canim al continente. Jim alterna los dos escenarios sin perder un ápice el interés y logra que no seamos capaces de dejar un capítulo para mañana. Los protagonistas sufren una nueva mejora o evolución en su progreso personal y toman nuevas funciones en la trama que van enriqueciendo el caldo de cultivo argumental.

La verdad es que en la saga de Dresden me pasó algo parecido, con un inicio dubitativo y un tanto desangelado, pero que volumen tras volumen crecía en interés hasta llegar a engancharme totalmente. En Dresden tarde unos 4-5 libros en admitir que Butcher me había conwuistado, pero es que en Codex Alera ya lo ha hecho en apenas2-3 libros. Como nota curiosa, una crónica de mis artículos de la saga hasta el momento dónde se ve claramente la rápida evolución:

  • Libro I: Bueno, un libro más de fantasía. Aunque el libro no deja de ser uno más en el gran abanico de la fantasía épica, se lee con facilidad y resulta lo suficientemente atractivo como para seguir con el resto de volúmenes.
  • Libro II: Se pone interesante. La verdad es que esta segunda entrega mejora respecto al inicio de la saga y la introducción de las luchas de poder en la corte, tan típicas de los romanos de la época, enriquecen la novela aportando nuevos ángulos a explotar.
  • Libro III: No puede parar de leer. Los relatos de la batalla son increíbles, con una fluidez pasmosa que hace devorar las páginas una tras otra sin poder abandonar la lectura.
  • Libros IV-VI: Quiero, quiero leer más!

En estos momentos, ya no puedo más que recomendar la saga. Aunque me falten tres libros por leer estoy seguro que los terminaré muy rápidamente porque la historia lo merece y estoy disfrutando de la lectura.

ca3

Sin Respuestas