ComFuturo, nueva vergüenza para la ciencia

Con los continuos y masivos recortes en educación e investigación, la ciencia de alto nivel ha visto mermadas sus posibilidades. La falta de recursos y la imposibilidad de realizar investigación de alto nivel ha provocado una fuga de cerebros a centros de investigación extranjeros dónde se valoran sus capacidades tanto económicamente como en medios disponibles.Y para corregir esta situación, lanzan algunos iluminados, un proyecto llamado ComFuturo que pretende retener a los mejores científicos cobrando 25 mil € brutos al año. ¿Estamos de broma?

Después de formarse durante años como científicos investigadores y tras la obtención de su licenciatura con escasos 23 años, algunos de los científicos con buenos expedientes tenían la posibilidad de optar a recibir una beca FPI que conllevaba una mísera asignación de  1.000 € mensuales para completar su formación con un  doctorado 4 años después. Las opciones de integrarse en universidades como personal científico en España son ridículamente escasas y suponen un largo camino que empieza forzando al doctorando a largarse fuera de España para poder investigar a nivel alto y poder labrarse un currículum científico adecuado.

Algunas plataformas y grupos están buscando financiación privada a través de portales de mecenazgo o crowfunding, pero lo más enervante son actuaciones como la que oferta el CSIC llamado ComFuturo  que invita a que empresas privadas patrocinen a un investigador. Las condiciones son penosas, con una asignación de 50.000 € anuales dejan al científico de alto nivel con un sueldo de 25.000€ brutos anuales. ¿Cómo pensamos retener el talento con un sueldo tan irrisorio? Estamos hablando de profesionales con años de experiencia y con estudios de alto nivel, y nuestro gobierno invita a empresas a que les ofrezcan un sueldo de mierda…

Así nos va.

Si su empresa lo desea puede apadrinar a un científico español. El CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) presentó ayer al sector privado un programa llamado ComFuturo, por el que las compañías pueden financiar el contrato de un investigador joven con talento durante tres años, por 150.000 euros. […] La empresa pagará 150.000 euros por tres años, a razón de 50.000 euros anuales. De esos, el 72% irá a la contratación del investigador, el 24% a gastos del proyecto y el 4% a gestión. Es decir, que el investigador cobrará alrededor de 25.000 euros brutos anuales (ya descontada la Seguridad Social a cargo del empleador), un montante similar, según el CSIC a lo que puedan estar cobrando ahora.

comfuturo