Inicios en la programación

Mis inicios en la programación son un tanto curiosos. El primer acercamiento fue en una actividad extraescolar que realizaban en mi escuela de 12 a 13 horas. Cursaba por aquel entonces el sexto curso de EGB y un maestro se decidió a enseñar a un grupo de estudiantes voluntariosos los fundamentos de Basic.

Durante el curso acudíamos varios días a la semana y empezamos a aprender instrucciones a través de ejemplos, que después implementábamos y ejecutábamos en flamantes ordenadores Amstrad CPC. En poco tiempo devoramos los apuntes del maestro y empezamos a realizar pequeños programas ya sin su dirección, dónde explorábamos otras funcionalidades y empezamos a autoformarnos a través de manuales técnicos. La cosa continuó durante séptimo y octavo, de manera que empezamos a programar pequeñas aplicaciones y juegos simples  (y también jugabamos a algún que otro juego, como el Quack). La verdad es que trabajar con números de línea y saltos en el código no era lo mejor, pero el Goto y el Gosub hacían su función y permitían programar de forma sencilla. De forma paralela, empecé en casa a trabajar con un PCW, y si bien es cierto que me salté la época Spectrum, vi otros lenguajes y posibilidades de sintaxis. Desde este momento, la programación pasó a ser parte del hobby en mi tiempo en casa.

En la siguiente etapa educativa BUP cursé la asignatura de informática y en una de esas ocasiones empezamos a programar en Logo. Movimientos, cálculos y dibujos de forma muy visual en pantalla. Otra manera de acercar la programación al alumnado. Ni que decir tiene que no supuso ningún problema aprender una nueva sintaxis y que los conocimientos previos en Basic eran de bastante más nivel que los que recibimos en una clase convencional. Dedicaba el tiempo a trastear con código de algunos juegos de GWBasic y aprender nuevos comandos y funcionalidades. Además, la llegada de Visual Basic y la programación de macros en Access supuso en avance importante en cuanto los resultados que obtenía.

Y claro, con la llegada del 286 a casa y el incio de estudios universitarios empezó el boom. Primero con Pascal y la programación estructurada, para continuar con C++, ensamblador, lenguajes específicos de programación distribuida, el salto a objetos con Java y los inicios de la programación web. El paraíso del cualquier programador en ciernes. no es raro entonces que acabara programando aplicaciones web a nivel empresarial ni el salto posterior a la docencia, pero esa es ya otra historia.

En definitiva, no es tan importante el lenguaje con el que acercarnos a la programación y algorítmica ya que el entorno educativo o social nos conducen a la primera elección. De hecho, y comparando con el artículo que aparece publicado en el blog El Lado del mal, mi propio inicio se desarrolla de forma similar al que presentan en él: Basic, Logo… Lo verdaderamente importante es sembrar la semilla de la curiosidad en periodos tempranos para permitir que el joven internalice los principios de algorítmica con sintaxis sencillas y comprensibles. A partir de ese momento, con favorecer la exploración y curiosidad personal, tenemos a un futuro programador en potencia.

[…] Yo comencé a programar con doce años de edad, con el lenguaje BASIC. Como ya os he contado fue para mi toda una aventura de switches, acumuladores y contadores que me cambió la vida para siempre. […] Yo ya había aprendido a programar en BASIC cuando LOGO llegó a mi vida, por lo que me parecía un poco raro todo él en sí, pero lo cierto es que lo usé e hice los trabajos de dibujo que me pidieron.[…]

basic_5