1984 de George Orwell

En la lista de lecturas le ha llegado el momento a un gran clásico: 1984 de George Orwell. Es una novela política de ficción publicada el año 1949 que introdujo los conceptos del omnipresente y vigilante Gran Hermano  y de la neolengua, adaptación del inglés en la que se reduce y se transforma el léxico con fines represivos. Se la considera como una de las obras cumbre de la trilogía de las distopías de principios del siglo XX  junto a la novela de 1932 “Un mundo feliz” de Aldous Huxley y “Fahrenheit 451” de Ray Bradbury.

Principalmente, 1984 presenta una extrapolación de prácticas de la Unión Soviética y del Fascismo. Nos muestra un futuro dónde existe un partido totalitario que lleva a cabo una represión del pensamiento libre e instituye un régimen de control y lavado de cerebro a sus ciudadanos.Comentemos los aspectos más relevantes que se ocultan entre los personajes y actitudes de la novela:

  • El Gran Hermano es una copia, hasta en los detalles físicos del personaje, del culto a la personalidad de Stalin.
  • Goldstein, el Enemigo del Pueblo, está inspirado en Trotsky y la persecución al trotskismo en la Unión Soviética inspira los Dos Minutos de Odio en la novela.
  • La Habitación 101 es una referencia al despacho 101 que Orwell ocupó mientras trabajaba para la British Broadcasting Corporation durante la Segunda Guerra Mundial.
  • La reescritura del pasado, trabajo del protagonista, era práctica habitual en la Unión Soviética

En mi opinión, es uno de esos libros que toda persona debe leer en un momento de su vida. Proporciona un escenario que nos hace reflexionar y plantearnos muchas de las cosas que pasan hoy en día, y sobretodo es un alegato de las consecuencias a las que nos puede llevar un mundo repleto ignorancia y  falta de educación.