Extensiones caracol

Recientemente se ha publicado un informe de la fundación Mozilla en la que advierte de la merma en rendimiento y velocidad que pueden llegar a introducir algunas de las extensiones más populares del navegador. De todo ello se ha realizado un ranking de los más pesados y entre ellos podemos encontrar FoxLingo, Firebug y FlashGot entre otros.

Es curioso cómo las continuas luchas de velocidad que rodean la aparición de nuevas versiones de navegadores web focalice tanta atención por parte de Mozilla. Es coherente que adviertan a los desarrolladores de los errores y buenas prácticas a seguir para evitar que la incidencia de las extensiones repercuta en el rendimiento del programa base, pero lo que es innegable es que cualquier proceso adicional (extensión!) necesariamente va a gravar de alguna manera el rendimiento. Da igual si es Firefox, Chrome o IE, más proceso y funcionalidad conlleva más recursos a emplear.

Por mi parte veo extensiones en el listado que utilizo, y que no dejaré de usar, como por ejemplo en el número 20 el NoScript o en el 27 el WebDeveloper. Hay más pero lo esencial es pensar en las necesidades de cada persona y ajustar las extensiones a los requerimientos deseados. Como moraleja: “Más no es mejor”