Y es que en USA ya se sabe…

Me sorprendo al ver un titular sobre educación en Estados Unidos que hace referencia a una profesora de Ciencias que ha sido apartada de la docencia por su pasado como actriz en una película para adultos.

Después de 20 años del suceso, parece ser que algún estudiante ha descubierto su participación en un film y lo ha desvelado públicamente, cosa que ha motivado que la dirección del centro la aparte de la docencia.

Y es que uno de los estudiantes del centro descubrió a la profesora en una película pornográfica de hace 20 años, cuando Tera Myers contaba con 18. El hallazgo del alumno de su papel en ‘Culo prieto‘, donde actuaba bajo el nombre de Rikki Anderson, ha provocado que la maestra tenga que dejar la docencia para pasar a desempeñar labores administrativas. Pero lo cierto es que no es la primera vez que su pasado le cuesta un disgusto, ya que en 2006, un instituto de Kentucky no le renovó el contrato por sus interpretaciones de adolescencia, pese a haberse cambiado el nombre para no ser reconocida. En esta ocasión, sin embargo, Myers prefirió decir la verdad y en el formulario sobre su historial laboral figuraba su etapa en el cine X, pero nadie lo comprobó.

Evidentemente, la docente cuenta con el apoyo de padres y estudiantes que cuentan con dos dedos de frente para no mezclar el pasado con su profesión, pero aún así la terrible censura y puritanismo USA van en contra de esta profesora. Y es que en USA ya se sabe…