Acorralado

No es la famosa película de Rambo sino una noticia que anda coleteando últimamente en las listas de roleros de Esencia. El origen de la discusión es una carta de un lector que envía a un periódico denunciando un presunto acoso por el hecho de ser rolero y leer nada menos que el libro de rol de El Capitán Alatriste.

No voy a entrar en la veracidad o no de los hechos relatados en la noticia original,  pero desde luego llama la atención es que llegue a darse este caso 20 años después de la normalización progresiva de este género de juegos y su integración definitiva en la sociedad moderna.

10.30 horas de la mañana en un autobús que me conduce a la ciudad en que se encuentra mi Universidad. Como habitualmente suelo hacer, busco algo en mi mochila para leer y, casualidades de la vida, escojo «El juego de rol del capitán Alatriste». En ese preciso momento el hombre sentado a mi lado empieza a ponerse nervioso y en voz muy alta comienza con una retahíla de lindezas tales como: «¡Satánico, apártate de mi lado, asesino!»

O demasiadas horas de programas televisivos basura en busca de sensacionalismo fácil han creado ciudadanos paranoicos o realmente la portada del Alatriste es demencial…