No ha podido ser

La selección de baloncesto acaba de caer frente a una dura y correosa Serbia que ha luchado todo el partido y ha dominado el juego gran parte del tiempo. El final apretado con una España muy seria ha resultado decidido en un triple estratosférico de los serbios. No ha podido ser, pero el final ha dejado un sabor de lo que este equipo podía hacer lavando sus pecados en la fase de grupos dónde no estuvo nada acertada. El mejor: Juan Carlos Navarro, que en todos los partidos ha sido el eterno salvador en momentos de crisis. Rudy y Garbajosa a gran nivel contrastan con un decepcionante Ricky Rubio que tendrá que ponerse las pilas en su salto a la NBA. Ahora animaremos a Rusia… mi favorita Argentina que derrotó a un Brasil deslumbrante.