Huelga General 29-S

Se acerca el momento de la decisiva Huelga General de 29 de Septiembre. Con todas las bases movilizadas y preparadas para expresar su protesta frente a los cambios introducidos con la nueva reforma laboral, aparecen algunas informaciones que pretenden regular los servicios mínimos. La conexión de banda ancha va a ser uno de los servicios que el Ministerio va a exigir se respete, cosa que contrasta con la no consideración de servicio universal del mismo. Sin embargo, pone de manifiesto la dependencia total que la mayor parte de las empresas hacen de él. Si bien, antiguamente el transporte era la base del éxito de cualquier movilización, hoy con los nuevos tiempos, va a ser el transporte de la información uno de los sectores más determinantes.

Leemos noticias de Internet en las que se establece, justo ahora, la calificación del acceso a banda ancha como servicio esencial. Un apaño que se queda corto cuando hoy en día debería ser considerado un servicio universal con el consiguiente derecho de cualquier ciudadano a disponer de él en cualquier lugar de la geografía española.

La huelga general del próximo miércoles ha elevado la banda ancha a la categoría de servicio esencial que debe preservarse en todas las situaciones. Y no sólo debe hacerlo Telefónica, la operadora encargada del servicio universal de telecomunicaciones, sino todas sus compañeras de sector. Así lo ha exigido el Ministerio de Industria, que ha remitido a las patronales una carta con sus requerimientos para que los transmitan a sus socias.

La gente espera tener problemas de transporte, poca frecuencia en trenes y autobuses, pero ¿qué pasaría si de repente se cortan los accesos a internet durante 24 horas? Una simple bajada de los caudales de datos contratados a una décima parte complicaría el uso de aplicaciones y programas web que inundan el mercado empresarial. Sin aplicaciones no hay comunicación, pedidos ni remesas que atender. Es una vuelta atrás de más de 20 años que conseguiría paralizar toda la actividad económica. Vete tu a saber si mañana no me podéis leer 🙂

Sin Respuestas