Se impone el modelo de estudio de la UOC

Este semestre me he reenganchado en la universidad y estoy probando la formación a distancia de la UOC “Universitat Oberta de Catalunya“. La verdad es que el modelo de evaluación continuada que propone y la facilidad de estudio que permite la formación no presencial me atrajo. Pero lo que más me ha sorprendido es que las universidades tradicionales están organizando los estudios de grados de manera muy similar al modelo que la  UOC lleva años impartiendo.

Aunque existen asignaturas que siguen un modelo de examen final tradicional otras se basan exclusivamente en trabajos y la gran mayoría sigue un modelo híbrido: la evaluación se basa en un modelo de evaluación continua con entrega de prácticas y trabajos, que culmina con una prueba de validación final. De esta manera las diferentes entregas van focalizando en diferentes partes de la materia y conducen en su conjunto a la prueba final que sirve para refrendar el trabajo realizado.

Pues bien, la Universidad Politécnica de Valencia está presentando la organización del grado en informática en diferentes conferencias y las semejanzas del modelo presentado con el de la UOC me llamó poderosamente la atención. El nuevo modelo universitario es el viejo modelo de la UOC. La evaluación continua, la organización de las materias  y  la obligatoriedad del idioma,… todo recuerda al modelo UOC. ¿No era tan mala la formación de la UOC? ¿Qué está pasando ahora?

A pesar de las grandes deficiencias de la plataforma de formación de la UOC y los problemas habituales de la distancia, han sido pioneros en la aplicación de modelos que ahora se imponen tras el fenómeno Bolonia. Además, la típica crítica de bajo nivel que le achacaban a la UOC, queda ahora diluida con un modelo universitario público que se pone a nivel de dicha formación antes criticada.  Y es que la nueva ley educativa fruto del proceso Bolonia  y la propia inercia del sistema educativo en sus diferentes niveles educativos,  fuerza a las universidades tradicionales a bajar el listón para dar cabida a los necesarios alumnos que mantengan el sistema activo. Y las que antaño fueron vilipendiadas son ahora pioneras…

Sin Respuestas