Tamuli

La trilogía Tamuli de David Eddings es la continuación de la saga de fantasía épica de Elenium. Incluye tres volúmenes: Cúpulas de fuego, Los Seres fulgentes y La Ciudad Oculta. Después de la derrota del Dios Azash en la trilogía anterior, extraños sucesos comienzan a acaecer a lo largo y ancho de Eosia y el continente de Tamuli. Parece que héroes de la antigüedad de las diferentes naciones que componen  el Imperio Tamul están volviendo a la vida y provocando revueltas.

Los personajes (todos ellos!) se disponen a resolver el problema y ayudar al gobierno del emperador Sarabian. En esta trilogía existe un juego más elaborado en el que se alternan diferentes tramas a cargo de personajes del grupo, de forma que obtenemos la perspectiva de la totalidad como suma de cada experiencia individual o de subgrupos de héroes. Por ello, adquieren mucha importancia en la historia todos los personajes secundarios que tienen (ahora sí) ocasión de desarrollar sus historias personales y adquirir cierta relevancia en el conjunto de la trama.

La história en sí no deja de ser la típica evolución de Caballero – Rey – Héroe legendario – Dios? que tantas veces hemos leido incluso en obras del mismo autor (ver Garion-Belgarion en las Crónicas de Belgarath y Mallorea), pero al final quedan algunas pinceladas interesantes que sí que me gustaría destacar:

  • El gobierno en la sombra de los ladrones muestra muchos de sus entresijos y demuestra que es un poder de facto a tener en cuenta. A pesar de la incongruencia que supone, personajes como Caalador, Stragen, Platine y el propio Talen tienen cierto encanto.
  • Los delfae que toman el típico papel de elfos con un toque especialmente mortal debido a la autoimpuesta maldición para aislarse del mundo y que trascienden este mundo al culminar la trama avanzando a un estado superior de existencia más allá del mundanal ruido.
  • los Mil Dioses se muestran como el panteón universal de dioses menores adorados por los fieles y que reciben a cambio poderes o favores mágicos.
  • Los Dioses Troll son sin duda lo que más me ha gustado y la aproximación de Ulath a su manera no-no-simple de caza de pensamiento. Evidentemente, la cultura troll aparece como una sociedad de clanes con reglas y hasta cierto punto convenios sociales que los transforman en seres “civilizados” al estilo de los trolls negros de Glorantha (aunque no tanto).

En definitiva, una historia más épica y trascendente que lleva a un enfrentamiento con el enemigo supremo Klael que está por encima de los própios Dioses. Mantiene el nivel de la trilogia anterior y aporta algunos elementos que lo hacen atractivo. La conclusión y valoración final de la saga (Elenium + Tamuli) no es demasiado favorable (no está entre mis favoritas ni mucho menos) pero es suficientemente interesante para recomendar su lectura.

Comentarios
  1. Hace 8 años