Nuevo estándar G.Fast

La ITU acaba de aprobar el estándar G.Fast que regula  la transmisión hasta el hogar a través de instalaciones DSL permitiendo 1Gbps de bajada y 200 Mbps de subida. Aunque  la migración hacia instalaciones de cableado de fibra òptica hasta el hogar (FtH) está en plena implantación, la tecnología sigue avanzando y ofreciendo nuevas posibilidades sobre las instalaciones actuales.

La principal limitación estriba en que la distancia a central no debe superar los 400 metros, de manera que sus posibilidades quedarán limitadas. Además, y más importante es que la principal empresa que dispone de cableado de cobre ya ha empezado a migrar a fibra con una fuerte campaña de publicidad, por lo que sería posible que ni siquiera llegara a un nivel de implantación grande en nuestro territorio.

La Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU) ha aprobado el estándar G.fast, que permite velocidades de hasta 1 Gbps de descarga y 200 Mbps de subida. Responde a la necesidad mostrada por los proveedores de acceso a Internet de complementar la fibra hasta el hogar (FTTH). Así, G.fast usa la fibra hasta el punto de distribución (FTTdp) combinando a aquella junto con el DSL.

gfast