Los delitos telemáticos se castigan judicialmente

La ignorancia, desconocimiento o simplemente la necedad, hace que en muchas ocasiones se pase por alto que las acciones que realizamos en las redes pueden ser constitutivas de delitos. Injurias, calumnias y amenazas son unos ejemplos de las más comunes. Sin embargo, la realidad es obstinada y toda acción tiene sus consecuencias. Aunque nos encontremos tras el velo de Internet los delitos se persiguen y se castigan judicialmente.

La aparente impunidad de Internet favorece que se viertan comentarios, en ocasiones poco meditados y llenos de malicia, constitutivos de delitos. Además, y como agravante, el alcance de la red es mucho mayor que el del mundo físico y un comentario lanzado llega a centenares o miles de destinatarios en poco tiempo. El daño realizado no puede ser reparado y las consecuencias escapan rápidamente de las manos del infractor.

Es por ello, que existen unidades policiales que persiguen este tipo de delitos utilizando medios tecnológicos modernos. Por ejemplo, el trabajo del Grupo Delitos Telemáticos de la Guardia Civil es fundamental en la persecución de este tipo de delitos. Además,  su labor formativa mediante charlas en centros educativos comienza a calar en la sociedad haciendo ver al alumnado que un delito lo es tanto en el mundo real como en el virtual. La integridad de la imagen, honorabilidad y protección de datos son aspectos a controlar y somos responsables de todo aquello que publicamos en Internet.

El Grupo de Delitos Telemáticos fue creado para investigar, dentro de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, todos aquellos delitos que se cometen a través de Internet. […] El esfuerzo principal del GDT […] ha sido, desde su creación, la investigación de la delincuencia que se vale de las redes y sistemas de información para su comisión. […] Cabe destacar en el trabajo del GDT, su presencia continuada en seminarios y conferencias internacionales, lo que le ha permitido crear con una red de contactos policiales a nivel internacional, esencial en la resolución de determinadas investigaciones.

Recordad que toda acción provoca una reacción. Los delitos se persiguen y se juzgan, y tienen sus penas estipuladas. El sentido común y la prudencia son virtudes que permiten hacer un buen uso de los recursos que nos ofrecen las nuevas tecnologías.

delito-twitter