El abuelo que saltó por la ventana y se largó

En esta novela de humor absurdo de Jonas Jonasson constituye una lectura divertida en la que se va contando la historia de un hombre centenario que escapa del asilo en el que se encuentra y se ve implicado en una trama extraña que irá dando pie a contar la vida y obra del simpático vejete.

Sin ser una gran novela, me ha resultado bastante divertida y amena, con un humos irreverente que en cierta medida me ha recordado a las geniales obras de Eduardo Mendoza. Uno de esos libros que me gusta elegir como lectura ligera entre largas sagas.