Sony Ericsson Xperia Ray

Finalmente he sucumbido a la moda de los smartphones y tras meditar el asunto he adquirido un Xperia Ray de Sony Ericsson. Se trata de un terminal con una pantalla de alta resolución con tecnología Bravia, muy fino y ligero pero con prestaciones de gama alta. ¡Adiós a los terminales chinos baratos!

Después de un tiempo de uso continuado debo destacar como su mayor virtud  el tamaño reducido que lo hace muy manejable y cómodo, siendo su principal defecto (como suele ser habitual en terminales de esta gama) la escasa duración de la batería. Como principal utilidad destacaría la comodidad que permiten este tipo de dispositivos, ya que evitamos encender el PC para comprobar asuntos triviales como correo recibido y mensajes en redes sociales. Por contra, la principal decepción (al menos por el momento) es la escasez de aplicaciones útiles que se ofrecen a través del market de Android. Por ejemplo, echo en falta un programa para sincronizar mi agenda de contactos que NO necesite pasar por Gmail y un editor para el PC que me permita mantener las entradas. Además de un medio para sincronizar mi agenda de Thunderbird Lightning con la del teléfono, de nuevo sin hacer uso de Google Calendar. Imagino que tendré que investigar más, pero no suelen aportar demasiado más allá de las prestaciones básicas. ¿Alguna sugerencia al respecto?

Evidentemente, para no ligarme a ninguna compañía he preferido adquirirlo libre y disfrutar de mis tarifas habituales en Simyo que son bastante reducidas y adaptadas a mi escaso consumo habitual. Al disponer de wifi la mayor parte del tiempo no preciso contratar una tarifa de datos aunque, en caso de necesidad, los costes de 3G que tengo a mi disposición son muy asequibles. Sin embargo, lo que más me ha sorprendido es la rapidez con la que me ha llegado el envío. En apenas 24 horas ha recorrido media Europa hasta llegar al destino. ¡Ciertamente espectacular!