No hay huevos para la SOPA

Ante las medidas de presión anunciadas ante la inminente votación de la ley SOPA en USA, ahora han paralizado la tramitación de dicha ley y esperan consensuar posturas con el Senado. ¿Tendrán algo que ver las elecciones presidenciales que se realizarán en dicho país a final de año? Imagino, que las medidas anunciadas por las grandes compañías se verán por tanto canceladas ya que claramente han ganado el pulso al no tan omnipotente gobierno USA (ese que no negocia con terroristas).

La Casa Blanca acaba de anunciar que no apoyará una legislación que pueda servir para censurar actividades legales o inhibir la innovación, que rechaza cualquier legislación que incluya el bloqueo o filtrado de DNS, y que reclama la participación de todos los estamentos implicados.

Además, y muy relacionado con este tema de leyes que validan la censura, en nuestro ámbito contamos con la ya tristemente famosa Ley Sinde que entrará en vigor a partir de marzo. Para prepararnos, se anuncian unas cuantas medidas interesantes que nos ayudarán a evitar la censura del Estado (de Derecho?) sobre nuestras comunicaciones (privadas?). mencionamos a continuación los principales mecanismos:

  • Cambio de DNS: Utilizar un DNS externo al estado español y que no esté bajo el control de compañías que puedan recibir presión por parte del gobierno.
  • Navegación privada: A través de redes de anonimato como Tor o a través de servicios de proxy que eviten el bloqueo de ciertas direcciones IP desde territorio español.
  • Recordar que la red no es Internet: Mediante el uso de aplicaciones P2P se integran diferentes servicios que al final construyen la red, de manera que su propia estructura no permite bloquear estos usos. Contamos con aplicaciones para intercambio de ficero e incluso buscadores que usan esta tecnología.
  • Externalizar servicios: Una manera fácil de evitar legislaciones es llevar fuera de las fronteras de la censura los servicios web ofrecidos y por tanto entrar en legislaciones más permisivas con los derechos de los usuarios.

Mientras llega el momento de ver cómo se aplica el reglamento en cuestión, seguimos dándole vueltas a su inutilidad y potencial peligro como censor de contenidos más que protector de los derechos de propiedad intelectual. No desesperéis que todo llegará…

Comentarios
  1. Hace 6 años
  2. Hace 6 años