Los productos naturales, ¡vaya timo!

José Miguel Mulet, profesor del departamento de Biotecnología de la Universidad Politécnica de Valencia, ha publicado un libro llamado “Los productos naturales, ¡vaya timo!” enmarcado en una colección de la Editorial Laetoli trata de aportar argumentos científicos sobre el estado de distintas creencias (ovnis, parapsicología,  tarot..) En el libro investiga la realidad de todo lo que se vende bajo la denominación de natural o ecológico, desde la alimentación hasta el hogar o la energía, pasando por la medicina, a la que se le atribuyen muchas bondades pero con poca base científica.

A continuación transcribo algunos fragmentos de una entrevista que le realizaron con motivo de la publicación y os recomiendo encarecidamente leer sus aportaciones en la prestigiosa web Amazings. Como complemento os dejo al final el vídeo incrustado del programa Escépticos de ETB en que se aborda el tema de los transgénicos.

¿Un alimento ecológico es más sano que otro que no lleve esa etiqueta? Realmente no. La etiqueta de producción ecológica solo garantiza que ese producto se ajusta a la normativa de producción ecológica de la Unión Europea (UE).

Los productos ecológicos suelen ser más caros. ¿También son más buenos o tienen más calidad o sabor? No necesariamente. Son más caros porque los métodos de producción autorizados tienen muy poca eficiencia. Por lo tanto, al haber menos producción los precios suben, pero ese precio no refleja una mejor calidad o un mejor sabor.

Pero un tomate ecológico o de huerta parece que tiene un sabor mucho más potente que uno “convencional”, ¿no? Un tomate de huerta no necesariamente es ecológico. Por ley, solo es ecológico si el agricultor solicita la certificación y la autoridad evaluadora le da el sello. Aprovecho para señalar que en uno de los últimos cambios de normativa de producción ecológica también se autoriza la maduración en cámara, por lo que un tomate ecológico puede ser también insípido.

¿La agricultura ecológica no usa productos químicos ni pesticidas? Es una creencia popular, pero rotundamente falsa. Hay una lista de pesticidas autorizados en producción ecológica.

Pero mucha gente sigue pensando que mezclar tecnología y alimentación no trae nada bueno. ¿Qué opina? Pues que llevamos 10.000 años utilizando tecnología para producir alimentos y no nos ha ido tan mal.

Entonces, ¿está a favor de los transgénicos? Obviamente. No es más que lo que toda la vida hemos hecho, pero dirigido. Los alimentos transgénicos tienen que superar un proceso de autorización tan exhaustivo que son los alimentos más evaluados de la historia de la humanidad.