Portales educativos

Llevamos un tiempo en el que se abren múltiples y diversos portales educativos en Internet. Con las nuevas tecnologías es relativamente sencillo lanzar un portal con servicios de comunicación para crear comunidades virtuales, pero al final se convierten en una herramienta tan potente como los usuarios en ella implicados.

Un portal educativo no es más que una página para recopilar materiales, actividades y contenidos, un punto de reunión de profesores y alumnos, una extensión de las clases… Todo vacío sin una aportación real y concreta de docentes implicados. Pero, ¿son interesantes estas comunidades virtuales para los profesores? ¿qué ventajas nos aporta? ¿son realmente el portal que necesitamos?

Educamadrid, Educarm, Mestreacasa, Educarex, Cuadernalia, PortalEso, Culturaragon, Culturaeduca, Natureduca… Infinidad de portales temáticos, localizados o enfocados a sectores educativos. La oferta es abrumadora y por ello, no puedo más que reír desenfadadamente al leer noticias de nuevos portales con lemas tajantes, que parece acaben de inventar la web 2.0 y que sean la única alternativa en el sector:

misait es la única red de Educación y Entretenimiento 2.0 🙂

El problema de estos portales sigue siendo el mismo, los docentes elaboran sus materiales y los comparten (o no) libremente a través de un portal perdiendo con ello el control de sus propios materiales. ¿Y qué reciben a cambio? Simplemente la satisfacción de usar la plataforma, claro. Sencillamente, encuentro que las plataformas de materiales docentes son en sí mismas una trampa en tanto en cuanto se ofrezcan como alternativas imprescindibles  para docentes con poca base tecnológica. Compartir sí, pero sin perder el control de nuestros materiales.

La dependencia no es buena y así como Google es el gran hermano de internet, los portales educativos se convierten en poseedores de nuestros más preciados bienes sin que a nadie parezca importarle. Por mi parte, seguiré usando mi Moodle personal para mantener mi plataforma virtual con mis alumnos y compartiré materiales con quien yo decida a través de mi blog. Mientras queden alternativas libres que pueda mantener en un servidor propio esa será mi elección.