Aprentando las tuercas a los usuarios

Llevamos un par de semanas digiriendo la noticia lanzada por telefónica en la que anuncia que los días felices de las tarifas planas están llegando a su fin. Si bien es cierto que el consumo de ancho de banda por parte de los usuarios va in crescendo, también no es menos cierto que las inversiones en la infraestructura de red, que se supone, están realizando las diferentes compañías debería ser suficiente para hacer frente a la demanda.

Por ello, más parece un nuevo movimiento para lograr cobrar lo mismo por menos o cobrar más por lo mismo como ya se comentó en la tarifa de los buscadores a operadores. Telefónica pedía un canon a los buscadores por el uso de su red, cosa que ya hacen tanto los clientes como los propios buscadores en otros lugares contratando sus pertinentes accesos a Internet. Ahora intenta llegar a un consenso con el resto de operadores para hacer pagar a los usuarios, sin embargo ya tiene negativas: Orange se niega.

Personalmente creo que la limitación futura vendrá dada más por el espectro limitado en comunicaciones móviles ante la creciente “necesidad” de accesos a través de smartphone, que no por la falta de inversión en despliegue de fibra óptica en tarifas planas para lugares fijos. Tanto Ono con su propia red como el resto de operadores plantará cara ante la idea de “no invertimos más en la red y así el usuario que pague por transferencia” propuesta por Timo… digo Telefónica.