D&D4

Hace tiempo que juego a rol, mucho tiempo de hecho. Desde los principios han existido juegos más apropiados para el estilo de juego de mi grupo y otros en los que no nos hemos sentido cómodos. De este modo jugábamos a Rolemaster, Runequest, Star Wars o el propio Dungeons & Dragons. Personalmente siempre me he considerado un anti-D&D pues encontraba el sistema pobre para mis expectativas de juego. Sin embargo, con la salida de la versión D&D4 y tras leer diferentes comentarios sobre las modificaciones me ilusioné y compré los manuales básicos con la intención de lanzar una pequeña partida y probar el sistema.

En mi opinión, el nuevo sistema consigue equilibrar las razas y las profesiones de forma bastante adecuada y estereotipa cada uno de los tipos de jugador aunque los Strikers parecen mejores que el resto. En cierto modo es hacer más WoW el D&D y sentar las bases para un equilibrio sobre la base del combate estratégico sobre cuadrícula. Por mi parte, creo que mejora la versión anterior de D&D y con el cambio de licencia finiquita el sistema D20 que tanto daño ha hecho (vease, Cthulú D20, Conan D20, Starwars D20 entre otros) al sector.

Ahora bien, los problemas que me he encontrado al realizar la partida son similares a los de siempre y motivan que abandone de forma definitiva el sistema de juego para mis partidas. La incursión como Master de D&D ha sido escasamente de dos sesiones, una de toma de contacto y otra de gracia para ver si el problema no era del sistema. Los handicaps más relavantes son:

  • El sistema de combate estratégico se come todo el tiempo de juego y deja poco margen a las partes de roleplay. No es normal que una simple lucha se eternice durante horas mientras que la parte de investigación e interpretación se ven desvirtuadas por falta de tiempo. La trama no puede avanzar de esta manera y no deja más opción a realizar escenarios consecutivos con interludios “no jugados” en forma de cinematics de los videojuegos.
  • Todo el sistema sigue enfocado al matamata y se parece a un Heroquest Avanzado o el propio Descend: juegos de tablero. A la altura que nos encontramos y con el poco tiempo de juego que podemos permitirnos, prefiero rentabilizar las horas usando otro sistema más enfocado al estilo de juego deseado.